Carro vacío

Materia Prima de Algunos de Nuestros Productos

Aceros Inoxidables

El acero inoxidable es un material sólido y no un revestimiento especial aplicado al acero común para darle características "inoxidables". Aceros comunes, e incluso otros metales, son a menudo cubiertos o “bañados” con metales blancos como el cromo, níquel o zinc para proteger sus superficies o darles otras características superficiales. Mientras que estos baños tienen sus propias ventajas y son muy utilizados, el peligro radica en que la capa puede ser dañada o deteriorarse de algún modo, lo que anularía su efecto protector. La apariencia del acero inoxidable puede, sin embargo, variar y dependerá en la manera que esté fabricado y en su acabado superficial. En el acero inoxidable no hay nada que se pueda pelar, ni desgastar, ni saltar y desprenderse.

Acero inoxidable Tipo 430 ferrítico:

Los aceros inoxidables que contienen solamente “cromo” se llaman ferrítico, también son magnéticos, y se distinguen porque son atraídos por un imán. Con una gran resistencia a la corrosión atmosférica, a la acción de ácido –nítrico (HNO3) y es adecuado para el embutido profundo y pulido brillante  El más utilizado es el Tipo 430, que contiene de 16 a 18% de cromo y un máximo de 0,12% de carbono. Entre sus aplicaciones, se puede mencionar: Artículos ornamentales en la industria de la construcción, cocinas, piletas, barandas, persianas, revestimientos, herrajes arquitectónicos y muchos otros.

Acero inoxidable Tipo 304 austenítico:

Los aceros inoxidables que contienen más de un 7% de níquel, se llaman "austeníticos", No son magnéticos en estado recocido, y por tanto no son atraídos por un imán. Estos aceros austeníticos, en variadas situaciones se convierten en parcialmente magnéticos. El tipo 304 es el acero inoxidable más ampliamente utilizado, en equipos de procesamiento químico como de alimentos, elementos arquitectónicos y decorativos, entre muchos otros usos.

Acero inoxidable Tipo 201 austenítico:

El Tipo 201 es un acero austenítico de manganeso-níquel-cromo con excelentes propiedades de tensión. Ofrece buena resistencia a la oxidación y mucha suavidad para moderar los agentes corrosivos. El acero Tipo 201 es usado en donde se requiere la mayor fuerza, es el  material más usado por la industria de la construcción en aéreas de bajo riesgo de oxidación.

 

Limpieza y mantenimiento de las superficies de acero inoxidable:

Los fabricantes de productos de acero inoxidable (chapas, barras, productos de fundición, etc.), realizan grandes esfuerzos para despachar sus productos con una buena terminación superficial. Sin embargo, durante el transporte, o a medida que se van construyendo los equipos de proceso, y durante su uso, las superficies se ensucian con muchos tipos de materias extrañas y perjudiciales. Todo el equipo deberá ser limpiado a fondo meticulosamente para eliminar toda contaminación producida por óxidos, polvo de hierro, partículas procedentes de las herramientas, fundente de soldadura, suciedades y sustancias orgánicas. Estas sustancias extrañas pueden ser eliminadas limpiándolas a chorro o por decapado. Una buena solución para el decapado consiste en el 10 por ciento de ácido nítrico y el 1por ciento de ácido fluorhídrico.

 

Zamack (Aleación de Zinc)

Es una aleación de zinc con aluminio, magnesio y cobre. Tiene dureza, resistencia a la tracción, densidad 6,6 g/cm³ y temperatura de fusión de 386 °C. Este material puede inyectarse (por cámara fría o caliente y por centrifugación), otro proceso posible es la fundición en tierra de coquilla. Es un material barato, posee buena resistencia mecánica,  deformabilidad plástica y buena colabilidad. Se puede cromar, pintar y mecanizar. La única desventaja de este material es que la temperatura en presencia de humedad lo ataca provocándose una corrosión intercristalina (aspecto similar al desierto). Puede ser utilizado para piezas estructurales. Durante la inyección a presión, es posible la aparición de poros internos o burbujas en el proceso de inyección o colada, lo que puede derivar en la disminución de la resistencia mecánica de las piezas. Sin embargo, una correcta inyección generará una distribución homogénea de poros finos, lo cual favorecerá la tenacidad de la pieza inyectada, al verse frenado el crecimiento de grietas por dichos poros finos. Su uso está muy extendido en el sector del herraje, debido en gran parte al encarecimiento de materiales más habituales, como el latón. Igualmente el sector de la construcción, es un claro consumidor de Zamac en forma de piezas, tales como: bisagras, manijas, soportes y gran variedad de elementos arquitectónicos.

 

Acero Corriente (Hierro)

El acero es una aleación de hierro con una pequeña proporción de carbono, que comunica  aquellas propiedades especiales tales como dureza y elasticidad. En general, también se pueden fabricar aceros con otros componentes como manganeso, níquel o cromo. El hierro es un constituyente fundamental de algunas de las más importantes aleaciones de la ingeniería. Es uno de los metales más útiles debido a su gran abundancia en la corteza terrestre (constituyendo más del 5% de esta, aunque rara vez se encuentra en estado puro, lo más normal es hallarlo combinado con otros elementos en forma de óxidos, carbonatos o sulfuros) y a que se obtiene con gran facilidad y con una gran pureza comercial. Posee propiedades físicas y mecánicas muy apreciadas y de la más amplia variedad. El hierro técnicamente puro, es decir, con menos de 0.008% de carbono, es un metal blanco azulado, dúctil y maleable, cuyo peso específico es 7.87. Funde de 1536.5ºC a 1539ºC reblandeciéndose antes de llegar a esta temperatura, lo que permite forjarlo y moldearlo con facilidad. El hierro es un buen conductor de la electricidad y se imanta fácilmente e igualmente es altamente oxidable, lo que hace necesario ser tratado con pinturas, anticorrosivos,  baños de cromo, zinc u otros elementos para protegerlo de la corrosión.

 

Aluminio

El aluminio es un metal plateado, en estado puro es blando y tiene poca resistencia mecánica, pero puede formar aleaciones con otros elementos para aumentar su resistencia y adquirir varias propiedades útiles. Las aleaciones de aluminio son ligeras, fuertes, y de fácil formación para muchos procesos de metalistería; son fáciles de ensamblar, fundir o maquinar y aceptan gran variedad de acabados. Por sus propiedades físicas, químicas y metalúrgicas, el aluminio se ha convertido en el metal no ferroso de mayor uso. Es estable al aire y resistente a la corrosión por el agua de mar, a muchas soluciones acuosas y otros agentes químicos. Esto se debe a la protección del metal por una capa impenetrable de óxido. Su aplicación en la construcción representa el mercado más grande de la industria del aluminio. Millares de casas emplean el aluminio en puertas, cerraduras, ventanas, pantallas, boquillas y canales de desagüe. El aluminio es también uno de los productos más importantes en la construcción industrial.